fbpx
  • Call : +34 685 322 785
05Jul
2019
0

Piratas de la suerte

En Kabongy nos encantan los piratas y por eso hoy os presentamos este juego que tenemos disponible en nuestra jugueteria. Con este articulo de bebeamordor que hemos encontrado de lo más completo os haréis una ida de lo divertido que es!.

Habilidades aprendidas

  • Conocimientos matemáticos: Este juego requiere saber contar del 1 al 6 (el número de caras de un dado básico y clásico, no como los dados de los auténticos jugones y roleros). Como cada vez que hay dados, se introduce el azar o estadística básica, pero en este juego aún más porque también tenemos dos monedas que lanzamos al aire (¡un clásico de las clases de estadística!). También llega un momento en que el niño se da cuenta de que, al ser el “tablero” circular y tener 7 casillas, si le sale un 6 es como si fuera 1 casilla hacia atrás. Es decir, de alguna manera introduce el concepto visual de resta. Dicho concepto también se encuentra en la visualización de la diferencia entre los tesoros que tiene cada jugador y en las casillas que faltan para caer en una de tesoro.
  • Psicomotricidad fina: Los piratas de madera son grandes, así que un niño con esta edad en circunstancias normales ya tendrá más facilidad para coger estas piezas y no le resultará una ventaja. Sí seguirá siendo fantástico en ese sentido para niños que tengan dificultades específicas en cuanto a psicomotricidad fina. Sin embargo, los tesoros son pequeños (y huidizos si eres torpe como servidora), y ahí sí le servirá de práctica a cualquier niño el recoger su tesorito o, aún más, recoger y lanzar las monedas del duelo pirata.
    Llamativos componentes del juego sobre una mesa. Conste que mis tesoritos no son cristales redondos (tipo lente más bien) dorados, sino color ámbar.
    Mis tesoros son color ámbar, pero molan igual.
  • Visión espacial: En este juego el niño aprende a seguir una dirección (y siempre la misma dirección) que, además, en este caso, como en Bellaflor, es circular.
  • Comprensión de las reglas del juego: si es su primer juego, el niño aprenderá a respetar los turnos, a tirar el dado, a interpretar el número y aplicarlo, a aprender las reglas que rigen cada casilla, etc. Si no es su primer juego, se irá dando cuenta de que hay muchos juegos distintos y que no todos tienen las mismas normas, lo cual es un concepto que de normal ya tienen interiorizado, pero no está de más hacerlo explícito.
  • Competencia y saber perder: Piratas de la Suerte es un juego competitivo que depende, como su nombre implica, de la suerte. Además, tiene una regla que implica una acción negativa independiente para el niño (el tener que devolver un tesoro si cae en la casilla del barco pirata) y otra regla que implica una acción negativa competitiva de los otros jugadores (el que solo uno gana el duelo pirata y se lleva el tesorito). Poco a poco se va reforzando así la tolerancia a la frustración, que algunos aún tenemos que trabajar en ello.
  • Juego libre e imaginación: Para qué nos vamos a engañar. Los piratas de colores son grandes y molan mucho. Es bastante frecuente que los niños, especialmente los más pequeños, quieran utilizarlos para jugar con ellos como muñecos independientes. Dejadles, no me seáis maniáticos, que el juego libre es maravilloso para fomentar la imaginación y la creatividad.

CONCLUSIONES

Lo más atractivo de este juego probablemente sea la temática, que va a captar la atención de niños y mayores. Además, los componentes son muy llamativos y gustan mucho. Eso unido al hecho de que es muy fácil de explicar y que cualquier amiguito que venga a casa lo va a entender muy rápido, lo hace un recurso muy apto para cualquier ludoteca infantil.

Tal y como comento en el vídeo, no es necesario esperar a que los niños tengan 4 años para jugar a este juego, sino que basta con que sepa contar hasta el 6. Lo único es que, si queremos empezar con niños más pequeños, probablemente sea más apropiado empezar con un objetivo de fin de partida de 3 tesoros en lugar de 5. No os preocupéis, que ya irán pidiendo más. Nosotros creo que vamos por 9 (acabas odiando un poco los duelos cuando llegas a este punto, porque ¡no es estadísticamente normal que se tarden tantas rondas en sacar dos barcos!).Caja del juego con la medida (18cm) sobre el dibujo a escala de una mano.

Por último, cabe destacar que, como Bellaflor, este juego está en una de las cajas pequeñas de Haba, que son muy prácticas para ir de viaje por sus escasos 18 cm de largo, además de ocupar muy poco espacioen la estantería que espero que ya estéis montando para los muchos juegos de mesa que acabarán teniendo vuestros hijos (¡y vosotros!).

¿Os ha convencido el juego? ¿Vuestros hijos son fans del rollo pirata?

Ir a la barra de herramientas